Higiene y Salud.

Somos muy estrictos con la higiene de nuestras instalaciones y de los peludos.
Las instalaciones son limpiadas y desinfectadas tres veces al día, una por la mañana a primera hora, otra a medio día después de comer y otra antes de que los pequeños se vayan a dormir.
Para ello limpiamos cada box canino de manera individual, no le damos un "simple manguerazo", sino que se friega y se seca cada habitación mientras el peludo pasea por las zonas de recreo; De esta manera se evitan posibles problemas en las patas de los peques.
El suelo es de hormigón, con una pequeña inclinación que evitan que las orinas se queden estancadas.
Las zonas de recreo se limpian a diario, nos aseguramos de que esta quede perfectamente limpia para el siguiente paseo, evitando crear un entorno insalubre durante su tiempo de paseo y juego.
Esto nos permite llevar un control estricto de las deposiciones que pueda realizar durante los paseos diarios. De esta manera tenemos un parámetro más de control sobre su salud.
En las estaciones de primavera y verano, extremamos las precauciones con fumigaciones periódicas de los box, parques y zonas de paseo, además de la colocación de trampas inodoras, ahuyentadores por ultra sonidos y lámparas ultravioletas contra insectos voladores como los mosquitos, moscas, avispas etc, tan peligrosos para la salud de los pequeños.