Nuestra pasión por ellos, viene de muy lejos.....

Este pequeñajo es Luis, en un breve descuido de sus padres, lo encontraron enseñándole al peludete de Rocky la agradable sensación de ser abrazado por primera vez; El peque llevaba encadenado toda su vida, guardando la entrada de una finca y sin tener apenas contacto humano.

Y esta niña soy yo, con la entrañable y pequeña Linda, mi mejor amiga y compañera de juegos y travesuras durante toda mi infancia. Después de tantos años, sigo echándola de menos y la recuerdo en todos los peludetes que fui conociendo a lo largo de estos años.